Comportamiento Ético en las Empresas


Un aspecto que en la actualidad pareciera no ser un “ingrediente más” para dar sustentabilidad a las empresas, es el componente Ético en la estrategia de las empresas.

Según he podido revisar en algunos documentos la “Ética y la competitividad van son inseparables. Competimos como una sociedad, y ninguna sociedad podrá competir a largo plazo ni tener éxito con personas que busquen engañarse entre sí, y que intenten engañar a las demás, donde todo se debe confirmar porque nadie cree en nadie, donde cada pequeña discusión termina en conflictos interminables. En estas condiciones es muy difícil ser honestos, nuestro sistema de competencia se debe basar en la confianza y en los negocios claros.

La corrupción , que lamentablemente vemos a diario en distintos procesos aumentan los costos de transacciones de las empresas, al hacer menos transparentes, por ejemplo los procesos de licitación, donde el que más gana es quien ofrece algún tipo de servicio con el costo que debe asumir la empresa, al seleccionar no al profesional más idóneo y eficiente, sino al que a pesar de no cumplir con requisitos técnicos mínimos puede acarrear una serie de ineficiencias que pueden llegar a significar un alto costo para la empresa y para la sociedad.

Lacorrupción aumenta esos costos, de manera que constituye un costo tan elevado como la falta de eficiencia administrativa. En una economía globalizada, con progresiva unificación de la competencia, combatir y eliminar la corrupción son medidas serias e importantes que deben emprender los gobernantes,y los administradoresde las organizaciones en todos sus niveles.

Lamentablemente, hoy en día es una mala práctica arraigada en nuestra cultura…Debemos entender que sin transparencia, la sustentabilidad de algunas empresas chilenas corren un gran riesgo…

3 pensamientos en “Comportamiento Ético en las Empresas

  1. El valor de hacer las cosas correctamente depende de lo objetivos de quienes lideran una empresa. Si el líder estima que estos se reducen sólo a propósitos monetarios, la ética pasa fácilmente al “baúl de los recuerdos” cayéndose en la tentación de sacar ventajas en un corto plazo.

    Es posible engañar, pero sólo una par de veces ya que se perderán los clientes y también la reputación. En cambio proceder correctamente infunde tranquilidad y confianza y a la empresa le puede ir muy bien a lo largo del tiempo.

    Si el líder es evaluado como una persona que se conduce éticamente, los proveedores y los bancos lo perciben como una persona menos riesgosa, “más barata”. En consecuencia le otorgan créditos con mejores condiciones. Asimismo los empleados trabajan más tranquilos y comprometidos, los clientes reciben un buen servicio, son fieles , son los mejores publicistas, incluso hasta el punto de pagar un poco más por el producto o servicio.
    Los pares e inversionistas extranjeros desean asociarse o invertir en la empresa, se puede acceder a trabajadores y asesores de excelencia y a proveedores de mayor prestigio.

    En resumen, todo negocio se basa en la confianza y desde ella se construyen las relaciones comerciales: Quien la descuida esta poniendo en juego su capacidad para hacer negocios.

  2. Las empresas que viven con conflictos internos desarrollan sus actividades en un ambiente laboral muy tenso y esto se siente fuera de la empresa. Son organizaciones con mucha rotación de personal, pues los buenos funcionarios emigran a empresas con buen clima laboral, donde la convivencia esté basada en la confianza, la honestidad y las buenas prácticas profesionales.
    Si esperamos que el remedio a la corrupción o a la contratación de personal ineficiente, que encarece el quehacer de las organizaciones gubernamentales, llegue por parte de los gobiernos habrá que esperar, ya que los gobiernos por sus presupuestos ajustados contratan personal excedente del aparataje privado; entonces, los cambios llegarán cuando los presupuestos de los gobiernos sean equivalentes a los de los privados.

  3. Sí Carla, tienes toda la razón, aunque respecto al último párrafo de tu comunicación <> quisiera hacer un apunte: la tarea, a mi entender, es también personal. La ética, la honradez y la confianza debemos aplicarla cada uno de nosotros en todas nuestras relaciones, sean del tipo que sean. Siempre recordaré aquella vez en mi adolescencia, cuando le sugerí a un profesor muy enfadado por los resultados de un examen (que la mayoría del curso había superado pero con notas muy bajas para las expectativas del profesor) que lo anulara sin comunicarlo a la Dirección, y lo repitiera. – ¿Quien se va a enterar?- le dije. – Sí, puede que nadie lo sepa- me respondió. – Pero lo sabría yo.
    A pesar de que el bajo rendimiento podría achacársele a su gestión, tuvo la integridad de no anularlo. Es el único profesor, en 11 años de colegio, que recuerdo con respeto y admiración.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s