LA INFORMACIÓN COMO EJE SUSTANCIAL EN LA TOMA DE DECISIONES


La información es determinante para el alcance y eficiencia de las decisiones de los agentes económicos. Gran parte de los éxitos en materia de tecnologías de información y co­municación pasa por una disponibilidad de información de alto nivel de detalle, la que actualmente no existe en nuestro país. Ello obliga a utilizar referencias, indicadores o índices que pueden de alguna manera ilustrar escenarios, con la gran limitante de obtener conclusiones poco sólidas a partir de ellos.       

Estos indicadores pueden detectar diferenciaciones en determinadas variables, pero no es evidente si constituye un factor positivo desde el punto de vista del factor económico, lo que sí, facilita la comparación entre sectores o al interior de un sector, identificando entre los agentes económicos quiénes son los que tienen o generan mayor dinamismo.

En la actualidad, resulta difícil, con las estadísticas disponibles en nuestro país, compararnos confiablemente con economías más desarrolladas, produciéndose una brecha en la calidad de la información. Esta asimetría no aporta con antece­dentes fiables y precisos, las cuales si no son corregidas a través de otros instrumentos, distorsionan el diseño de políticas organizacionales, y en ello puede que las estrategias no apunten en el sentido más adecuado.

La construcción y levantamiento de información, puede contribuir a generar decisiones sobre la base de mo­delos empíricos que predigan su impacto en los distintos sectores, pero su generación especializada tiene un costo, el cual quién genera los datos no siempre está dispuesto a pagar, produciéndose un problema de agencia. Por otro lado, existe información de valor económico y comercial en las empresas que no quieren que esté disponible en manos de terceros. Si se adiciona a esta problemática de agencia que no hay incentivos a la su entrega, distinta de las normativas; es decir, a la obligatoriedad, las decisiones resultan cada vez más erráticas al tomar como base decisional, solo datos. A ello se debe considerar que no está completamente resuelto el tema de la propiedad, el acceso a la misma y el uso que se va a dar, como asimismo, el aseguramiento de su confidencialidad, requisito que normalmente está siendo exigido por los agentes.

Este tipo de consideraciones se manifiestan previos a su obtención, pero salvadas estas barreras su objetivo es construir información a través de datos procesados y la elaboración de indicadores agregados que iluminen respecto a la evolución de los factores económicos. Habida consideración que al medir con definiciones equivalentes, podemos compararnos con la competencia, como asimismo, comparar dentro de nuestra propia organización, entre sectores o entre estratos de empresa, permitiéndonos identificar y seleccionar las variables y los indicadores de mayor eficiencia y eficacia, facilitando que los instrumentos de recopilación sean más eficaces, más eficientes y más pertinentes.

En suma, en el proceso de generación de información útil para evaluar los aspectos de brechas y desigualdad en el ámbito decisional, es indispensable considerar los límites que tiene la información recopilada dado los recursos disponibles. Adicionalmente se requiere definir con claridad un marco conceptual que apoye la generación, procesamiento e interpretación de la información, en tanto finalmente, se debe avanzar en los aspectos institucionales, procurando resolver los problemas de agencia mencionados.

8 pensamientos en “LA INFORMACIÓN COMO EJE SUSTANCIAL EN LA TOMA DE DECISIONES

  1. Quizás uno de los peligros con que podemos encontrarnos en el camino del emprendedorismo sea el rechazar anteriores estrategias funcionales, desechándolas bien por haber sido establecidas desde antiguo, bien por ser las que se utilizaron en nuestro entorno, y aun recordamos las injusticias que por su causa nos pudieron inflingir. La primera razón se basaría en el afán de novedad que impone toda nueva tendencia . La segunda tiene una connotación eminentemente emocional, y por ello poco racional.
    La novedad no deberíamos entenderla como un corte radical con lo anteriormente establecido, pues en todo conocimiento los paradigmas de futuro siempre están relacionados con los actuales (aunque sea exclusivamente para superarlos) pues éstos para conseguir ser aceptados durante un tiempo han debido demostrar ser, en parte, acertados. El paradigma de futuro, en cambio, debe demostrar su acierto.
    Así la opinión de que el paradigma conductista ha sido superado, o debería serlo por el constructivista o pedagogista ha de ser probada con los hechos, independientemente de nuestra tendencia emocional hacia uno u otro paradigma.
    Por ello recomiendo la lectura del ensayo LA INFLUENCIA DE LA NUEVA
    PEDAGOGÍA EN LA EDUCACIÓN: EL EJEMPLO DE SUECIA de Inger Enkvist que podéis encontrar en el Centro de Estudios Públicos de Chile
    (http://www.cepchile.cl/dms/lang_1/doc_4480.html)

    No me resisto a poner aquí una reflexión de la autora que me parece fundamental

    <>

    Pablo J. Moreno Núñez

  2. Disculpad pero al poner entre estos signos <> el texto no ha salido. así que lo reenvío.
    Quizás uno de los peligros con que podemos encontrarnos en el camino del emprendedorismo sea el rechazar anteriores estrategias funcionales, desechándolas bien por haber sido establecidas desde antiguo, bien por ser las que se utilizaron en nuestro entorno, y aun recordamos las injusticias que por su causa nos pudieron inflingir. La primera razón se basaría en el afán de novedad que impone toda nueva tendencia . La segunda tiene una connotación eminentemente emocional, y por ello poco racional.
    La novedad no deberíamos entenderla como un corte radical con lo anteriormente establecido, pues en todo conocimiento los paradigmas de futuro siempre están relacionados con los actuales (aunque sea exclusivamente para superarlos) pues éstos para conseguir ser aceptados durante un tiempo han debido demostrar ser, en parte, acertados. El paradigma de futuro, en cambio, debe demostrar su acierto.
    Así la opinión de que el paradigma conductista ha sido superado, o debería serlo por el constructivista o pedagogista ha de ser probada con los hechos, independientemente de nuestra tendencia emocional hacia uno u otro paradigma.
    Por ello recomiendo la lectura del ensayo LA INFLUENCIA DE LA NUEVA
    PEDAGOGÍA EN LA EDUCACIÓN: EL EJEMPLO DE SUECIA de Inger Enkvist que podéis encontrar en el Centro de Estudios Públicos de Chile
    (http://www.cepchile.cl/dms/lang_1/doc_4480.html)

    No me resisto a poner aquí una reflexión de la autora que me parece fundamental

    “Una cultura intelectual se construye lentamente durante siglos y,
    ya que somos seres biológicos, no existe otra manera de conservar lo
    conseguido que no sea transmitirlo a la generación siguiente. Los productos
    de la labor intelectual de nuestros antepasados forman la base
    inmaterial sobre la que está construida la sociedad. El desarrollo técnico
    de que disfrutamos, y que depende del desarrollo intelectual general,
    también nos es entregado en herencia para conservarlo y desarrollarlo.
    Si no aceptamos hacernos cargo de la transmisión de los conocimientos,
    el retroceso intelectual y tecnológico es inevitable.”

  3. Es cierto que cuanta más información poseamos sobre un proceso más eficacia obtendremos, probablemente, en la toma de decisiones. Pero también será necesario un mayor procesamiento de esa información, y aquí es cuando surge el denominado efecto mariposa que Edward Norton Lorenz descubrió. El “efecto mariposa” es un concepto que hace referencia a la noción de sensibilidad a las condiciones iniciales dentro del marco de la teoría del caos. La idea es que, dadas unas condiciones iniciales de un determinado sistema caótico, la más mínima variación en ellas puede provocar que el sistema evolucione en formas completamente diferentes (Wikipedia). En resumen: pequeñas variaciones en los datos de un sistema caótico (que, no lo olvidemos, tiene su propio orden), y por hoy la economía parece serlo a tenor de la evolución de los mercados de valores, pueden dar lugar a grandes perturbaciones en los resultados.
    Pablo J. Moreno Núñez

  4. Estimado Nélson, respecto a tu comentario inicial, es cierto que la información es determinante para el alcance y eficiencia de las decisiones, no sólo en el contexto de los agentes económicos, sino que en todo orden de cosas. (Es más, hoy en día el “poder” lo tiene quien cuenta con la información….); y es posible que en ciertas instancias no se cuente con el lujo de detalle de datos que proporcionen la información a la que haces referencia, sin embargo creo que el uso que se quiera dar a esa información es la que te induce a buscar mayor o menor especificidad en ella.
    Creo que la aplicación de índices o indicadores no constituyen una limitante en el momento de tomar decisiones, sino muy por el contrario, constituyen herramientas absolutamente válidas porque contienen información que para una persona que se maneja en el tema le debiera ser suficiente para tomar decisiones.
    En absoluto creo que se puedan obtener conclusiones poco sólidas, y de hecho, es en base a ellos en qu ese toman decisiones.
    Creo que el tabajo con datos para obtener información es sumamente adecuado, siempre y cuando lo tengan en sus manos personas que conozcan del o de los temas que se están analizando. Por un lado deberán estar los especialistas para trabajar con herramientas rigurosas y por otro lado deberá estar el especialista en el tema del que se está tratando. Creo que no se puede enajenar el conocimiento de “expertos” como se les reconoce, a aquellos que por experiencia y tiempo en los temas saben y pueden tomar decisiones aún con sus “intuiciones” y que además saben valerse fuertemente de aquellos indicadores o índices que les hablan para tomar sus decisiones.
    Si sólo queremos basarnos en grandes bases de datos para tomar decisiones y proyectar situaciones, desconociendo el entorno de ellos, intentando que ellos (los datos) nos dén la certeza de resultados, estamos en un grave error y listos para caer en el fracaso, esto porque siempre existirán causas no controlables por el ser humano que generan la variabilidad que conduce a tomar decisiones asumiendo ciertos niveles de error.
    Pienso que si bien es fundamental contar con datos que proporcionen información, nunca se debiera desconocer el conocimiento de las personas respecto a los temas…..
    Atentamente, MGraciela Márquez

    • Estimado Nélson, respecto a tu comentario inicial, es cierto que la información es determinante para el alcance y eficiencia de las decisiones, no sólo en el contexto de los agentes económicos, sino que en todo orden de cosas. (Es más, hoy en día el “poder” lo tiene quien cuenta con la información….); y es posible que en ciertas instancias no se cuente con el lujo de detalle de datos que proporcionen la información a la que haces referencia, sin embargo creo que el uso que se quiera dar a esa información es la que te induce a buscar mayor o menor especificidad en ella.
      Creo que la aplicación de índices o indicadores no constituyen una limitante en el momento de tomar decisiones, sino muy por el contrario, constituyen herramientas absolutamente válidas porque contienen información que para una persona que se maneja en el tema le debiera ser suficiente para tomar decisiones.
      En absoluto creo que se puedan obtener conclusiones poco sólidas, y de hecho, es en base a ellos en qu ese toman decisiones.
      Creo que el tabajo con datos para obtener información es sumamente adecuado, siempre y cuando lo tengan en sus manos personas que conozcan del o de los temas que se están analizando. Por un lado deberán estar los especialistas para trabajar con herramientas rigurosas y por otro lado deberá estar el especialista en el tema del que se está tratando. Creo que no se puede enajenar el conocimiento de “expertos” como se les reconoce, a aquellos que por experiencia y tiempo en los temas saben y pueden tomar decisiones aún con sus “intuiciones” y que además saben valerse fuertemente de aquellos indicadores o índices que les hablan para tomar sus decisiones.
      Si sólo queremos basarnos en grandes bases de datos para tomar decisiones y proyectar situaciones, desconociendo el entorno de ellos, intentando que ellos (los datos) nos dén la certeza de resultados, estamos en un grave error y listos para caer en el fracaso, esto porque siempre existirán causas no controlables por el ser humano que generan la variabilidad que conduce a tomar decisiones asumiendo ciertos niveles de error.
      Pienso que si bien es fundamental contar con datos que proporcionen información, nunca se debiera desconocer el conocimiento de las personas respecto a los temas…..
      Atentamente, MGraciela Márquez

      Responder

  5. Estimada Graciela. Te siguiero respetuosamente que leas y medites bien el articulo que escribí, verás que tus reflexiones no se condicen con lo allí señalado.

    Con respeto.

    Nelson

    • Mi estimada Graciela. Sin ánimos de continuar con este debate a distancia, los alcances parecen de otro articulo. Lo que señalo es referente a lo tratado en el seminario, es decir, “Emprendimiento” e indudablemente lo que ello involucra, no a definición de variables holísticas sobre otros terrenos decisionales.

      Por otro lado señalo que “ante la carencia de mayor información de alto nivel de detalle ” estamos expuestos al uso de se indicadores que iluminen nuestro camino, en ningún caso señalo que no “son herramientas absolutamente válidas”.

      Ante la diversidad de empresas y cada vez mayores emprendimientos, dificil resulta trabajar con indicadores ya formulados, lo que hace medir a todos por igual, llevando evidentemente a erraticas evaluaciones. A este respecto te recuerdo la diferencia formulada hace un par de años con los indicadores del INE comparados con los de la U de Chile, respecto del desempleo y otras variables, por no haber compatibilizado la metodología de uso.

      Estos problemas son frecuentes, por lo que resulta más óptimo en mérito del levantamiento de buenos indicadores no trabajar con estandares sino que segmentados. Así la literatura señala diferenciaciones para las pequeñas, medianas y grandes empresas, pero siempre considerando referentes de similares caracteristicas incluídos en CAE.

      Sin más, te agradezco el tiempo que le dedicas a mis comentarios.

      Con respeto

      Nelson

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s