La Nueva Ciencia, un Enfoque para Nuevos modelos de Gestión Empresarial.


La Gestión de Organizaciones estaría en crisis, tal como lo plantea Peter Drucker, quien ya en el año 1973 planteaba que “Hacia fines de la década del sesenta, o principios de la del setenta, comenzaba a verse claramente que el conocimiento en que se basaba el boom de la administración ya no bastaba. Incluso en la mayoría de las áreas básicas se manifestó la necesidad de nuevos conocimientos. … La administración científica ya no podía aportar una mayor productividad, … los administradores tendrán que olvidar las cosas que saben con tanta rapidez como aprendan las cosas nuevas que deben saber…”. Drucker planteó además en 1992, al respecto de la Gestión de Empresas y la Planificación para la Incertidumbre, que la enseñanza en administración de las escuelas de negocios del mundo está obsoleta, dado que el enfoque neoclásico de la administración se basa en bibliografías y enfoques también obsoletos, con valentía este autor llegó a pedir disculpas por cosas que él también ayudo a difundir. En el año 1999, en su obra “Los Desafíos de la Administración en el Siglo XXI”, trata los supuestos de la Administración como “inútiles, hoy día”; dice que, “todos ellos han sobrevivido a su utilidad”, que ya “están cerca de ser caricaturas”, las que están “alejadas totalmente de la realidad, convirtiéndose en obstáculos para la teoría y la práctica actuales”, que “ya es hora de formular nuevos supuestos” o hipótesis “que permitan constituir un cuerpo teórico necesario para enfrentar la realidad actual”. Pero Drucker también ayudo a plantear la concepción de la Nueva Sociedad del Conocimiento, que en el ámbito de las organizaciones deriva en la Gestión del Conocimiento, el que a su vez se basa en la Teoría de los Recursos y las Capacidades a diferencia del la Teoría de la Dependencia de los Recursos en las que se basan el Enfoque Neoclásico como es el caso del Modelo Portereano.

Edwards Deming en el año 1989, dice que existe “ineptitud en la formación de managers en las Business Schools en USA” también hace notar la “enseñanza de sistemas de Management caducos “, en el año 1993 Henry Mintzberg se refiera a la Planificación Estratégica Formal como “un instrumento que nunca ha dado los resultados esperados”, que “La planificación formal no funciona”. Por su parte Spyros G. Makridakis, en el año 1993, indica los errores importantes cometidos tanto en el campo de la dirección, en donde hace notar que; Las teorías son pasajeras. Existe una extrema simplicidad de las teorías. Lo principios básicos o supuestos son no apropiados o incorrectos. Que la demanda de teorías crea su propia oferta, la que no necesariamente está motivada por el deseo de generación de conocimiento avanzado o de mejora de la dirección, sino por la búsqueda de compensación económica. Las verdades generales se contraponen a las predicciones detalladas. Y que el mañana cambiante.

En Chile, Aquiles Limone en el año 1977, en su publicación “L´ autopoiese dans les organisations”, Tesis Doctoral, Université De Paris IX-Dauphine, París, Francia, plantea la Teoría de la Autopoiésis de la Empresa, en la que las organizaciones son sistemas con característica de un Sistema Autiopoiético, esto se basa en el trabajo del año 1972 “De máquinas y Seres Vivos”, de los Biólogos Chilenos Humberto Maturana y Francisco Varela, quienes plantean una teoría completa sobre los seres vivos, llamada la Teoría de la Autopoiesis. En donde un Sistema Autopoiésico, está constituido mediante la organización que lo define, en donde tal organización es “una red de procesos de producción de componentes, los cuales al interactuar entre sí vuelven a generar los mismos procesos que los produjeron a ellos”, así con una dinámica operacional circular y cerrada, el sistema autopoiético asegura su existencia en forma continuada esto hasta que sus procesos no se interrumpan y puedan compensar las perturbaciones que los afectan. Según Limone, la explicación de la empresa como sistema autopoiético es de gran importancia porque permite evidenciar rasgos de su fenomenología los que de otra forma no se ven, además de permitir encontrar explicaciones tampoco accesibles desde otra perspectiva.

A excepción de Drucker, Limone y los otros autores nombrados, la literatura especializada no se ha preocupado mucho del problema teórico que supone el reflexionar sobre el cómo enfocar una nueva manera de enfocar la administración y su enseñanza, esto al respecto de la crisis que enfrentan, en donde se requiere administrar circunstancias que significan, enfrentar los fenómenos de la globalización de los mercados, las crisis económicas permanentes la alta competencia, lo que exige de los empresarios respuestas inmediatas a dichos retos, así la Administración en el Siglo XXI debe abordar a las organizaciones, experimentando con nuevas formas de organización, lo que significa definir nuevas estructuras y nuevas tareas para la Alta Gestión.
De especial interés y análisis se puede considerar el trabajo de Margaret J. Wheatley, quien en el año 1994, en su obra “El liderazgo y la nueva ciencia. La organización vista desde las fronteras del siglo XXI”, plantea lo que según ella es un mapa como los que hacían los navegantes descubridores, mostrando puntos conocidos, imaginando los otros y adornándolo con referencias a tierras desconocidas, por tanto no es un mapa con coordenadas claras, pero puede servir para navegar por los nuevos mares y tierras de la ciencia. Ella como navegante no es un científico, sino una experta en teoría y prácticas administrativas, que trata de iluminar con Nuevos Conocimientos la Administración, poniendo un especial énfasis en la Física Cuántica, los Sistemas Autorganizativos (donde están los Sistemás Autopoiéticos) y la Teoría del Caos.

Wheatley aplica en el Management, los conceptos de la Nueva ciencia definidos por el Físico Fritjof Capra, la autora plantea que si bien no hay conclusiones claras y precisas, existe una nueva senda que es difusa que no debe ser eludida, ya que seguir el camino mecanicista de más de trescientos años es actuar en contra del avance del hombre, según ella no hay certeza a donde puede llevar este viaje y la que única certeza es la incertidumbre. Analiza bibliografía sobre; el caos que contiene el orden, la información como fuerza creativa, los sistemas que se renuevan y los campos que relacionan cosas complejas. Su intención es encontrar una guía para gestionar organizaciones. Tal como lo plantea el año 1962, Thomas Kuhn, en su obra “La estructura de las revoluciones científicas”, según Wheatley esto supone un Cambio de Paradigmas, la ciencia ha cambiado y esta se necesita como fundamento de la Teoría de la Organización, la clásica visión mecanicista de la organización vista como una máquina no sirve, se necesita entonces una nueva inspiración, la que se encontraría en; el caos, el orden, sistemas autorganizados, relaciones, campos de fuerza, organizaciones sin fronteras, organizaciones de aprendizaje, estructuras orgánicas, y sistemas próximos a los que tienen vida. Así el mundo es ordenado, aunque el cambio sea parte de él, las organizaciones se renuevan, existe autopoiesis o renovación de sus estructuras, procesos y mantención de la integridad los que son su esencia como en la vida, lo que no es independiente, sino que es el cambio del medio mismo. Lo anterior en el ámbito de la ciencia, habría sido estudiado y demostrado por el premio Nobel de Química Ilya Prigogine Prigogine, esto al demostrar que la energía que se disipa no conduce a la destrucción del sistema, al contrario ya que tiene un rol en la creación de nuevas estructuras. Así el sistema abandona su forma actual y asumiendo formas más aptas para el medio actual, estas son las “Estructuras Disipativas”, en donde el desorden crea un nuevo orden.

Según Wheatley, existe Cambio y Estabilidad en los Sistemas Organizativos, así las organizaciones son sistemas abiertos que pueden obtener energía del entorno para seguir desarrollándose, los desequilibrios son condición para el desarrollo en física y no llevan un sistema a su extinción sino a la superación, esta es la Dinámica Autorganizativa, así en las organizaciones existe autorganización y autorenovación, son organizaciones adaptativas, que a su vez se organizan en torno a la tarea o a sus competencias críticas, esto para responder a los permanentes cambios tanto internos y externos, cambiando los mercados o los patrones de los clientes.

Wheatley se refiere a Nuevo Management Científico, haciendo notar que a pesar del desarrollo de las ciencias en la física, química y biología, las ciencias sociales siguen, el marco conceptual newtoniano. Por tanto no se debe creer que se hace ciencia por el sólo hecho de usar el mecanicismo matemático, lo que se requiere es aplicar la Nueva Ciencia en el Management.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s