LAS ORGANIZACIONES TAMBIÉN PUEDEN SER EMPRENDEDORAS


Normalmente asociamos la figura del emprendedor con personas con espíritu innovador y adverso al riesgo en donde percibe una oportunidad y crea una organización para perseguirla, perfil que hasta cierto grado tiene hasta carácter épico.

Pero también es cierto que el emprendimiento se puede atribuir a las organizaciones, en especial a las empresas que logran crear entornos favorables a la iniciativa emprendedora, sin embargo aún encontramos organizaciones que no permiten la iniciativa de sus miembros, ya sea por burocratización o miedo al cambio. Implementar un modelo que ayude la iniciativa emprendedora requiere un cambio de mentalidad.

En el ambiente competitivo de hoy, las empresas deben permitir los espacios para que incorporen nuevas líneas de productos, innovar en los servicios existentes, promover adquisiciones y estimular el I+D, es por eso que para que una organización tenga características de emprendedora deben poseer una estructura que permita desarrollar la explotación y la exploración creativa, poseer directivos que vean su misión como una posibilidad de creación que desarrolle el talento emprendedor y que entiendan el concepto de emprender desde el interior de la organización.

Una organización para que sea emprendedora, deberá permitir y facilitar que las personas que la componen, se comporten dando facilidades para la iniciativa dentro de la organización, estimulando nuevas oportunidades en la organización, entregando recursos y abiertos a los cambios. El desarrollo del espíritu emprendedor al interior de una organización, puede permitir desarrollar nuevos proyectos o también renovar con nuevas ideas.

Creo que existen numerosas empresas que han entendido este concepto y han tenido éxito en este proceso de cambio, sin embargo también creo que hay muchas  otras organizaciones que deben entregar los espacios suficientes que permitan avanzar en este aspecto y que sin duda puede ser su llave al éxito.

2 pensamientos en “LAS ORGANIZACIONES TAMBIÉN PUEDEN SER EMPRENDEDORAS

  1. La desconfianza envenena la operativa de las organizaciones porque desmoraliza, y el miedo paraliza.
    La innovación y el compromiso sólo pueden desarrollarse en un sistema organizativo que fomente la confianza, para que las opiniones e iniciativas fluyan de manera constructiva. Desde mi punto de vista esta es la clave porque por mucho que exista una alineación inicial entre los valores del trabajador y la organización, la inseguridad genera que las buenas intenciones se retraigan o contengan.
    Tener la certeza de que mi aportación será valorada y reconocida, me estimula a continuar contribuyendo, y esta predisposición a escuchar, para la Empresa puede ser una fuente inagotable de ideas para mejorar no sólo los procesos, sino el buen clima laboral, que considero uno de los factores clave del éxito empresarial.
    Ya hoy el hecho de tener esto en cuenta puede ser un factor innovador en según qué Organizaciones pero estoy segura que es un camino que se acaba de emprender, con un largo recorrido por delante.
    La capacidad emprendedora de las Empresas debe entenderse con una visión amplia y multidisciplinar, como el propicio concepto de emprendimiento, que pasa por adoptar iniciativas en material relevante para su propia subsistencia recurriendo y atendiendo a su “recurso más humano”.

  2. Me parece muy interesante el punto.
    Construir organizaciones emprendedoras.
    Esto me sugiere dos miradas:
    1) organizaciones que promueven el emprendimiento interno.
    2) organizaciones que como un todo se comportan emprendedoramente.

    según lo que veo a priori 1 no implica 2 y 2 no implica 1.

    Me gusta la segunda opción, Enrique podría decir que son organizaciones autopoieticas y emprendedoras.
    Entonces me aparecen algunas preguntas:

    Si decir que una empresa u organización es emprendedora tiene que ver con algo que observamos de ella ¿qué distinciones podemos usar para mirar emprendimiento organizacional?

    Y ¿cómo podríamos generar organizaciones emprendedoras?

    ¿cómo diferenciamos, en este caso, emprendimiento de innovación? o mas bien ¿cómo producimos sinergia y competitividad potenciando la innovación y el emprendimiento?

    gracias.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s