Aprendizaje Experiencial Integral


Gran parte de los alumnos que egresan de ingeniería sienten que no saben lo suficiente, que no están capacitados para ejercer como ingenieros, tienen un cierto grado de temor y falta de confianza en sí mimos. Los empresarios y ejecutivos que contratan ingenieros dicen que requieren entrenar uno, dos o tres años a los ingenieros recién egresados para que sean “realmente ingenieros”.  En estos años aprenden, entre otras, a expresarse, a hacer presentaciones y defender sus proyectos, a trabajar en equipo, a construir y lidiar con las relaciones de trabajo, a liderar equipos, a negociar y generar acuerdos, gestionar conflictos, etc.

Lo que le falta a estos egresados es desarrollar sus habilidades ingenieriles. No es falta de conocimientos, estos les sobran.

Durante estos primeros años serán parte de un proceso de aprendizaje en la experiencia que los involucrará en todo su ser. Se transformarán en Ingenieros. Deberán atreverse a hacer muchas cosas, experimentarán emociones que a veces les serán difíciles e incómodas. Estarán viviendo un proceso de aprendizaje experiencial integral.

Este es sólo un ejemplo de lo que muchos profesionales y personas en general deben hacer muchas veces en su vida.

Si deseamos aprender habilidades como liderazgo, gestión, emprendimiento, trabajo en equipo, innovación, comunicación o negociación tenemos que pasar por un proceso de aprendizaje que incluirá ejercitación, prácticas, enfrentar situaciones nuevas, etc. Un proceso que nos involucra en nuestra totalidad como personas y seres humanos.

Necesitamos vivir y experimentar una transformación que involucra los distintos dominios de nuestra existencia humana.

A que nos referimos por dominios constitutivos de los humano

Un contexto, cuando hablamos de los dominios que constituyen lo humano no hablamos de algo que es así, ni de algo inmutable. Son distinciones operacionales que hoy tenemos, y por esto queremos decir que nos permiten actuar u operar. Es decir tienen un propósito.

Para un entrenador físico en un gimnasio las personas tienen músculo y grasa. Y su labor consiste en desarrollar de buena forma la musculatura y disminuir la grasa hasta cantidades adecuadas. En este caso lo que constituye al ser humano es grasa y músculo y es muy útil verlo así para el mundo de los gimnasios.

Otras tradiciones dicen que hay cuerpo y mente, otros espíritu y materia. Dependiendo de quienes hablen y el propósito que tengan los elementos o dominios constitutivos serán distintos.

En este artículo planteamos nuestra propia distinción de los dominios que constituyen lo humano, que desde nuestra mirada son cinco. Queremos dejar explícitamente dicho que esto no quiere decir que con la evolución del Management, de nuestro pensamiento o de los seres humanos en algún momento no podamos agregar dos y decir son 7 dominios, o bien decir simplemente que son otros 5 distintos.

Los cinco dominios constitutivos de los seres humanos

Desde nuestra mirada nosotros distinguimos cinco dominios constitutivos de lo humano, ellos son: el lenguaje, el cuerpo, las emociones, la percepción y la  espiritualidad.

En nuestro trabajo en Management, coaching, gestión de uno mismo, emprendimiento, desarrollo de habilidades y áreas afines  hemos llegado a identificar estos cinco dominios constitutivos de lo humano, los que nos permiten agrupar todos los fenómenos o procesos con los que trabajamos y lo más importante, para nosotros, nos permiten actuar.

Al decir que son constitutivos queremos decir que nos constituyen y que por lo tanto son fundamentales todos ellos simultáneamente. Esto tiene como implicancia que es necesario considerarlos a todos para que una propuesta que tenga que ver con seres humanos sea completa e integral.

A modo de ejemplo y de forma simplificada podemos decir que un proceso educativo que sólo se preocupe de lo intelectual es incompleto y no dará los resultados esperados, es más, puede producir desequilibrios importantes en las personas. Por ejemplo, si una persona quiere ser líder y para ello compra muchos libros sobre liderazgo (libros de conocimiento) y los lee, lo más probable es que no desarrolle su capacidad de liderazgo y que lo que haga sea frustrante y dañino para ella y para otros.

Ahora bien, si esos libros estaban concebidos como libros de práctica que consideraban los distintos elementos constitutivos, algo muy poco común, pueden ser de mucho beneficio.

A continuación intentaremos distinguir estos dominios y mostrar algunos ejemplos que nos permitan ver a qué nos referimos.  No estamos intentando hacer definiciones formales sino hacer posible la distinción para el lector de este artículo.

 

1.- Dominio del Lenguaje.

Podríamos decir que en los últimos años este ha sido el dominio más tradicional y en el que se ha centrado principalmente todo lo humano.

En él podemos encontrar la razón, la intelectualidad, el conocimiento, el pensar, las definiciones, la materia que ven en clase los alumnos, la reflexión, etc.

Cuando una persona dice que la capital de Francia es parís, habla de “los ocho tipos de personalidad” está hablando desde el lenguaje. Cuando le pedimos un favor a otro estamos en el lenguaje. Cuando declaramos nuestro deseo de crear una empresa estamos operando en el lenguaje. Todo lo que hablamos y decimos está en el lenguaje.

El desarrollo del lenguaje y el aprendizaje en el lenguaje en los últimos cientos de años ha sido increíble.  Gran parte del desarrollo tiene que ver con la influencia predominante del lenguaje en nuestras y en la humanidad.

Todo lo que sabemos de la materia, el universo, el cosmos, la ciencia, la educación, el liderazgo, etc. está principalmente en el lenguaje.

En el lenguaje está por ejemplo la coordinación. Cuando pedimos algo, cuando prometemos algo, cuando declaramos algo estamos operando en el lenguaje. Aquí por ejemplo hay un gran terreno de aprendizaje y desarrollo, cuando un alemán, un chileno, un brasileños o un español dice “nos juntamos a las 17 horas para nuestra reunión” no todos están hablando de lo mismo. Puede que alguno de ellos no entienda que es a las 17:00 en punto.

Nuestro colegios y universidades están principalmente centradas en el lenguaje. Tenemos a millones de alumnos en el mundo aprendiendo materias y dando exámenes para ver si las aprendieron. Muchos de ellos desarrollan ampliamente su memoria y su capacidad de registrar o recordar conocimiento.

 

2.- Dominio emocional.

Si bien este dominio existe desde que existimos los seres humanos no ha sido tan consciente ni estudiado. Es más en los últimos años apareció un libro sobre Inteligencia Emocional que se transformó en Best Seller.

Este dominio tiene que ver con las emociones, los estados de ánimo, los sentimientos y todo ese mundo emocional.

Por definición en este territorio hay particularidades que no son posibles de llevar a la intelectualidad, al dominio del lenguaje. Como dominio se realiza en sí mismo. Por ello podemos por un lado mostrar experiencias o ejemplos que nos permitan acercarnos a la experiencia emocional y dar algunas distinciones en el lenguaje que nos permitan compartir elementos de este dominio.

Cuando vemos una película y terminamos llorando algo nos ha ocurrido en el mundo emocional. Cuando vemos a nuestra pareja y sentimos amor es parte del mundo emocional. Cuando llegamos a nuestro trabajo con ganas de hacerlo bien y ponemos toda nuestra creatividad a disposición esto tiene que ver con el mundo emocional.

Cuando sentimos temor, vergüenza, pena, desilusión, curiosidad, honor,  estamos hablando del mundo emocional.

Este dominio tiene sus propias reglas y formas de operar.

Por ejemplo, si estamos todos felices y llega un amigo muy triste puede que terminemos todos tristes y apesadumbrados. Las emociones pueden ser contagiosas.

Puede que no tengamos algunas emociones por ejemplo sentir honor, o sentir amor de madre. Puede que tengamos mucho miedo o temor disponible. Queremos decir que no todas las personas ni todas las culturas tenemos las mismas emociones. No tenemos la misma gama emocional.

Una pregunta que puede aparecer es ¿si quiero aprender algo en el mundo del lenguaje puedo leer, cómo puedo aprender una nueva emoción?, ¿si vivo en el mundo de la competencia puedo llegar a aprender las emociones relacionadas con la colaboración?, ¿puedo olvidar o dejar que aparezca una emoción en mi? Estas son muy buenas preguntas para este dominio.

 

Podemos tener aquí dos distinciones básicas. Las emociones y los estados de ánimo. Decimos que las emociones son disposiciones corporales para la acción. Por ejemplo un grito de otro nos puede gatillar un enojo o miedo. Un buen chiste nos puede generar alegría. O una mala noticia nos puede gatillar pena.

Decimos que las emociones son transitorias, vamos pasando por ellas. Los estados de ánimo en cambio son más permanentes, habitamos en ellos más tiempo. Pueden ser vistos como los anteojos de colores con que miramos la vida. A veces vemos todo lo que nos ocurre en la vida de color gris, otras veces vivimos desde el resentimiento, la desesperanza, la proactividad, etc. Algo que hemos visto en los emprendedores es que todo lo viven desde la oportunidad, la ambición, los sueños o la acción, les cuesta mucho sentir que la vida es un problema sin solución.

En el mundo del Management el mundo emocional es muy relevante. Ser capaces de reconocer e identificar emociones y estados de ánimo,  poder cambiar, manejar o gestionarlas es muy necesario por ejemplo parta manejar equipos. También para cuidar y mantener relaciones.

 

3.- Dominio Corporal.

Este dominio corresponde al cuerpo y todo lo relacionado con él.

Por supuesto hay temas como salud, flexibilidad, dolores, respiración, fuerza, rigidez, etc. que son propios del cuerpo como tal. También están todos los procesos energéticos y eléctricos a nivel corporal.

Podemos, además, ver el cuerpo como una “maquina”, la casa de Dios, nuestro propio ser o un sistema que aprende. Distintas tradiciones, disciplinas y creencias ven el cuerpo de distinta manera.

Cuando nosotros nos referimos al cuerpo nos referimos a todo lo que tiene que ver con la corporalidad y disposiciones corporales. Sin embargo el foco lo pondremos en el cuerpo desde  la mirada de cómo aprendemos, cómo nos movemos y cómo actuamos.

Todos nosotros hemos visto caminar a un gran emprendedor o un empleado burócrata y asustadizo. Todos podemos ver la diferencia de sus cuerpos. Pareciera que distintas disciplinas, roles y cargos requieren o generan distintos cuerpos. Algunos cuerpos saben hablar en público, algunos cuerpos pueden repetir tareas rutinarias, algunos cuerpos saben dar órdenes, etc.

Un buen negociador tiene un cuerpo en que los “no” no le hacen daño, los soporta. Un buen negociador tiene un cuerpo flexible. Por otro lado un jefe autoritario y jerárquico tiene un cuerpo capaz de dar órdenes, castigar con la palabra y humillar.

En algún sentido el cuerpo está dado: color de ojos, largo de extremidades, altura. Etc. Pero hay un gran espacio de diseño y aprendizaje (sin considerar las operaciones quirúrgicas posibles) aquí está la flexibilidad, la capacidad de movimiento, postura, etc.

Humberto Maturana, Biólogo Chileno,  dice que todo buen empresario es un buen bailarín, y claro esto no es una verdad científica, pero hace referencia a que para ser un buen empresario hay que ser flexibles, con capacidad de seguir un ritmo, improvisar durante el baile, movernos con armonía y ser capaces de movernos en adaptación a otros y a la música con facilidad, entre otras.

Desde el Management es importante ver que si queremos desarrollar nuestro liderazgo, nuestra capacidad emprendedora, nuestra capacidad de  gestión tenemos que desarrollar un cuerpo coherente con ello. No es posible desarrollar alguna habilidad sin desarrollar coherentemente nuestro cuerpo.

Nuestro cuerpo tiene una cierta capacidad de aprender dada por su propia flexibilidad. Estar “viejos” para aprender tiene que ver con perder la flexibilidad.

 

4.- Dominio de la Percepción.

Este es un dominio nuevo, bastante desconocido, pero tenemos muchos elementos que nos hacen saber que está ahí y que nos influye. Y ya estamos comenzando a actuar en él y desde él.

Veamos primero a qué nos referimos por percepción usando algunos ejemplos. Todos alguna vez hemos sentido que nos miran desde atrás y al darnos vuelta  hemos visto a una persona que nos está mirando. O bien hemos estado en el rol del que mira. Aquí está la percepción, por un lado nos permite sentir la mirada del otro y por otro la percepción pareciera “tocar” al otro.

Muchas veces al entrar a una sala de reuniones hemos percibido que hay un problema o una cierta tensión en el ambiente. En este caso percibimos algo que está pasando, percibimos el ambiente.

También a veces percibimos que hay alguien a quien le gustamos u otra persona percibe que nosotros estamos interesados en ella.

Un nivel que también está presente pero no a todos les ocurres es cuando pensamos en alguien y justo en ese momento esa persona nos llama por teléfono.  Se da lo que se conoce como sincronía, la que también opera en el espacio perceptivo.

Otra experiencia es que a veces percibimos que el tiempo pasa muy rápido o percibimos que pasa muy lento. Pareciera que nuestra percepción cambia el modo en que vivimos el paso del tiempo.

Muchas veces tenemos una intuición, de alguna forma percibimos algo que nos hace sentido, aunque a veces no lo tomemos en cuenta.

Todos estos son ejemplos en que está involucrada la percepción de una u otra forma.

Ahora veamos un ejemplo de cómo desordenamos o desorganizamos nuestra percepción. Nos levantamos un domingo muy animados, con energía y con ganas de hacer algo entretenido. Nos damos cuenta que nos hacen falta algunas cosas y vamos al supermercado. Luego de estar media hora o 45 minutos caminando por los pasillos en busca de lo que necesitamos terminamos cansados, agotados y esa vitalidad que se suponía teníamos desapareció. Desde el punto de vista de la percepción movimos nuestra mirada y nuestra atención por muchos productos distintos, buscando algunos, mirando precios, etc. Este movimiento perceptivo repetitivo hace que la percepción se “desordene” y terminamos con una sensación de cansancio o agotamiento. Si, en vez, hubiéramos caminado una hora y media, incluso más rápido, no sería tanto el agitamiento. Es más, probablemente luego de caminar una hora por un parque terminamos tranquilos o con mayor vitalidad.

Aquí tenemos la percepción operando.

Cultivar nuestra sensibilidad a percibir estados de ánimo y emociones, sentir si estamos sintonizados con nuestro auditorio, intuir si nuestro proyecto está bien encaminado, sentir si nuestro equipo está teniendo problemas, poder conectarnos con las preocupaciones de nuestros clientes, etc. tienen relación con desarrollar nuestra percepción.

Este es un dominio que recién se está comenzando a estudiar, en el mundo del Management y la gestión, no de las ciencias. Al menos sabemos que está presente, está estrechamente vinculado a muchos fenómenos organizacionales y ya estamos contando con algunas herramientas y técnicas básicas para operar en él.

 

5.- Dominio Espiritual.

Este es un dominio del que se ha hablado históricamente y hay mucho conocimiento disponible sobre él, pero sólo este último tiempo se ha comenzado a ver su relevancia para las organizaciones, las gestión y la vida cotidiana.

En primer lugar tenemos que decir que no nos referimos al espacio de lo religioso, esa podría ser una vertiente o forma de expresar la espiritualidad, pero no es el todo.

Más bien nos referimos a las siguientes experiencias. Estamos caminando por un parque, vemos un hermoso árbol, lo abrazamos y de pronto sentimos profundamente que estamos conectados, que él árbol y nosotros somos parte de un todo. Esta es una experiencia espiritual.

También la podemos apreciar cuando estamos jugando con nuestros hijos y en algún momento tenemos un proceso de conexión profunda con ellos y sentimos un amor que va amas allá de todo lo posible. Sentimos que el amor es más grande que nosotros mismos. Esto también nos puede ocurrir con una pareja, un ser querido o la humanidad.

En las organizaciones también tenemos muchas experiencias de tipo espiritual. Cada vez que sentimos y experienciamos profunda y conectadamente que nuestra empresa es un sueño y un proyecto que va mas allá de nosotros o cuando sentimos que nos hace profundo sentido lo que hacemos. Hoy en día se ve mucho más recurrentemente en el deseo o necesidad de trascendencia de las personas. Cada vez que nos conectamos con lo trascendente estamos conectados con lo espiritual.

Podemos a modo de orden, no de síntesis, decir que cada ves que nos conectamos con algo mucho mayor que nosotros en espacio o en tiempo estamos en conexión con lo espiritual. Cada vez que nos conectamos con un sentido profundo de nuestro quehacer, sentir o visionar estamos conectados con lo espiritual. En cierta forma es una conexión conectada con algo más allá de nosotros, pero que también es nosotros.

Sin duda que uno de los aspectos emergentes hoy en día es la relevancia de la espiritualidad en las organizaciones. En sentido, la trascendencia, la pertenencia son destellos que iluminan este dominio central para nuestras vidas y nuestras organizaciones.

 

 

Aprendizaje Experiencial Integral y las múltiples Inteligencias

Desde la mirada de los dominios de existencia humana vemos que tenemos diversos ámbitos con particularidades y especificidades propias. Un dominio no puede ser expresado por otros, a pesar de que se pueden intersectar. Cada uno es un mundo en sí mismo. En cada uno actuamos y aprendemos de forma distinta. Cada uno tiene su propia inteligencia.

En el caso del aprendizaje del emprendimiento necesitamos un proceso que involucre a cada dominio en particular y en conjunto.

En el lenguaje, por ejemplo, requerimos de distinciones para evaluar un proyecto, armar un equipo, conocimiento jurídicos, de marketing, etc. En el mundo emocional debemos, por ejemplo, aprender a lidiar con la incertidumbre, aprender a cometer errores y fracasar, a ser proactivos, a sentir que el vaso está medio lleno, etc. Es necesario desarrollar un cuerpo que sea capaz de pararse frente a un posible inversionista y contar de que se trata su proyecto, un cuerpo flexible que sea capaz de cambiar de rumbo, un cuerpo capaz de levantarse cada día y seguir adelante a pesar de las dificultades. Un cuerpo capaz de vivir los éxitos sin perder el foco. Un cuerpo que pueda lidiar con la ansiedad  y la pasión. Perceptivamente se requiere aprender a ser sensible a cuando se está adelantado o atrasado con una idea, a percibir a los clientes y al equipo. Y, uno de los aspectos para muchos el más importante, se requiere aprender a desarrollar emprendimiento que tengan sentido para los emprendedores y para los otros, que sean mucho más que sólo un proyecto para ganar dinero.

Cuando un emprendedor hace su elevator pitch frente a posibles inversionistas o hace una presentación en una ronda de financiamiento está actuando en todos los dominios simultáneamente. Si repite esto muchas veces estará aprendiendo en todos los dominios integralmente.

Aprender habilidades, como emprender, requiere desarrollar múltiples inteligencias, todas ellas necesarias para ser un emprendedor exitoso.

 

Desde nuestra mirada, uno de los principales desafíos de nuestra época es aprender una nueva forma de aprender y dejar atrás el reinado de la razón. Este es un gran desafío.

 

Eduardo Olguín.

Referencias: en este texto hago referencia directa e indirecta, conscientes e inconscientes,  a  Humberto Maturana, Fernando Flores y Jovino Camargo.

Un pensamiento en “Aprendizaje Experiencial Integral

  1. El Aprendizaje es un Fenómeno Autopoiético, dado que un individuo aprende por si sólo, nada se le puede enseñar los profesores son sólo facilitadores que pueden o no crear las condiciones para que dada la estructura propia del individuo este aprenda o no por si solo. El aprendizaje tiene que ser significativo por medio de experiencias que suponen cognición situada, este es el enacionismo de Francisco Varela, así en la vivencia de una experiencia se genera aprendizaje cuando el individuo sufre un conflicto cognitivo.

    El MIT plantea que un ingeniero a los 5 años está obsoleto y que debe reciclarse, en un concepto de profesional perecible, ahora esto puede hacerse volviendo a la universidad, que es el negocio que plantea el MIT o ejerciendo la práctica, vivencia y experiencia de la profesión. Así por ejemplo la formación de un médico o la de un piloto aéreo, dependerá de sus horas de práctica. Esto plantea que la formación de todas las profesiones deberá evolucionar a la práctica de la disciplina desde los primeros años de la universidad y mientras dure la trayectoria profesional, cuando esto no sucede que es el caso actual de muchas profesiones los egresados de las universidades llegan a las organizaciones, con pensando que la organización en la que trabajan y sus problemáticas son entelequias.

    Sobre el Lenguaje Profesional, conocido como Jerga Profesional, está dentro de la Hermenéutica lo que supone que ciertos conceptos cuando son aprendidos en la profesión, se generan caminos neuronales propios que serán conceptos que pueden no ser comprendidos por otros, así cuando dos individuos conversan en el contexto de una profesión están gatillándose cambios en estos si la estructura de cada uno lo permite, si no lo permite no se generará el concepto pudiendo suceder incluso que no se genere como tal el profesional, como el caso del estudiante que abandona una carrera porqué esta no le hizo sentido, porque su determinismo estructural no lo permitió.

    La Percepción en el caso del Profesional, supone el concepto de Modelos o Paradigmas que actúan como filtros de la Realidad, tal como lo plantea Thomas Kuhn en su libro, Estructura de las Revoluciones Científicas, en donde explica como un Científico es Fisiológicamente Incapaz de ver los Hechos que Contradicen sus Hipótesis. Esto es porqué los Científicos, Profesionales y Técnicos, abrazan conceptos, herramientas, modelos y paradigmas en forma dogmática, como si fueran creencias, las que tienden a no cuestionar por filiación afectiva como lo es el síndrome del Osito de Peluche o por un simple Acto de Fe, esto hace que ciertos problemas no tengan solución en el Paradigma Mental del Profesional, el que actúa como una Cárcel Psicológica que le impide salir hacia los espacios en donde puede estar la solución, así un problema indisoluble puede ser algo posible y hasta sencillo para el individuo externo que no comparte el Paradigma.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s