¿Responsabilidad Social Empresarial: sólo una teoría de moda?


People Planet ProfitLa Responsabilidad Social Empresarial (RSE) se ha desarrollado y expandido muy rápidamente en el mundo y también en América Latina. Muchos piensan que es una nueva moda gerencial, que pronto será reemplazada por la aparición de alguna nueva teoría. Para otros, la RSE es un ejercicio de relaciones públicas y de marketing institucional, sin embargo, existen antecedentes que desmienten ambas creencias, puesto que por ejemplo 2900 empresas de 90 países han suscrito el Pacto Global lanzado por la ONU en el que se comprometen a cumplir con los principios de derechos humanos, laborales, medio ambiente y anticorrupción. Además 160 empresas líderes de todo el mundo conforman el Consejo Empresarial para el Desarrollo Sostenible y su función es promover el compromiso de las empresas con la sociedad. Esa misma función la cumplen otras organizaciones como el Instituto Ethos en Brasil, la Business round table de Estados Unidos y la Business in the Community en Inglaterra, entre otras.

Mi opinión es que la RSE es lo opuesto a una moda, es parte de un proceso evolutivo de las empresas privadas, proceso que se ha desarrollado por poderosas demandas sociales y por el reconocimiento de que la empresa privada es el motor esencial de la economía, que tiene una gran incidencia en la sociedad y en la vida de los ciudadanos y como tal, se debe comportar como una institución social con responsabilidades con la comunidad.

Por otro lado, los consumidores piden RSE, exigiendo productos de buena calidad, que sean saludables, que se apliquen políticas de precio justo, y según encuestas se muestran dispuestos a castigar o premiar a las empresas según el nivel de desarrollo de la RSE. Es así como en Brasil, el Instituto Akatu de Consumo Consciente, trata de difundir la idea de que el consumo responsable es una de las dimensiones del ejercicio de la ciudadanía, también pone a disposición de los consumidores información sobre la RSE de las empresas, para que al tomar decisiones de consumo, lo hagan conscientes de esa información.

La opinión pública juega también un rol fundamental, es así como según una encuesta aplicada en 18 países el año 2005, se encontró que el 755 de las personas dicen que si las empresas se asociaran a la ONU para enfrentar los problemas sociales, su respeto por esas empresas aumentaría y también lo haría su valor.

En el proceso de evolución de la RSE se pueden identificar varias etapas y cada país podrá determinar en cuál de ellas se encuentra la mayoría de sus empresas.
En la primera etapa la idea dominante fue que la empresa tenía como único objetivo generar beneficios a sus accionistas, lo que no permitía cumplir con las nuevas y generalizadas demandas sociales. Una segunda etapa exigía a las empresas cumplir con la preocupación por los empleados, las familias y la comunidad, para mejorar su calidad de vida.

La actual etapa de la RSE, exige a las empresas un eficiente gobierno corporativo, una buena relación con el personal, el ejercicio del juego limpio con el consumidor, el cuidado con el medio ambiente, pero además un real compromiso con la sociedad, el que no sólo se manifieste con el apoyo a instituciones, escuelas o salas de conciertos que permiten la rebaja de impuestos, es decir, sólo acciones de filantropía. Fundamentalmente a las grandes empresas mundiales se les pide que desarrollen un liderazgo responsable, invirtiendo en países no desarrollados bajo un código de buen comportamiento similar al que desarrollan en sus propios países.

Existen muchos ejemplos de empresas de gran tamaño que han ingresado con mucha rapidez al terreno de un efectivo compromiso social, desarrollando iniciativas en el ámbito de la salud pública, la educación, las tecnologías de información, etc. Estas iniciativas buscan fortalecer la relación con la comunidad generando una relación virtuosa que a la vez les permite mantener su calidad de liderazgo a nivel de mercado.

En el caso de América Latina, la RSE se ha desarrollado muy fuertemente en países como Brasil y donde las empresas han asumido importantes compromisos con las comunidades, pero también existen fuertes resistencias y desconfianzas respectos de estos esfuerzos.

Por otro lado, los costos que deberán asumir las empresas que no desarrollan la RSE, son cada vez mayores, ya que pierden competitividad, el recurso humano tiene una menor productividad, y tanto los consumidores como los inversionistas no los preferirán si tiene la posibilidad de elegir frente a otras empresas que si desarrollan la RSE.

Un rol importante lo juega entonces la educación y particularmente, la educación en RSE. América Latina debe desarrollar y ofrecer a las nuevas generaciones de empresarios, una sólida formación en esta materia, de tal forma que quienes participan en programas especialmente en administración, economía e ingeniería reciban una sólida y sistemática formación, donde la ética y la responsabilidad social se ejercite y se desarrolle como una parte esencial de la estrategia de las empresas en los distintos sectores en que estas se desenvuelven.

También es importante la educación de los consumidores, ya que nos corresponde ejercer un control social sobre las empresas. Los consumidores y también los organismos reguladores somos los encargados de impedir que las empresas presenten comportamientos antiéticos que nos lleven a nuevas crisis
como las ocurridas, obligándolas a rendir cuentas de sus acciones.

En América Latina aún existe mucha pobreza, pero tiene también una gran potencialidad para mejorar los niveles de empleo, para desarrollar un sistema educativo más equitativo y lograr reducir las desigualdades en los distintos países, por lo tanto, la RSE puede jugar un rol importante al apoyar el desarrollo de las políticas públicas que permitan alcanzar un mayor desarrollo de la región. Para ello se necesitan profesionales comprometidos con la sociedad y con mucha capacidad de innovación.

Los estados deben también jugar un rol importante, definiendo políticas claras y estableciendo normativas que ayuden a los empresarios a conducir y desarrollar inversiones en RSE, Pero además los gobiernos deben ser ejemplo en el ejercicio de la responsabilidad social en sus propias acciones cuidando el medio ambiente, preocupándose por el clima organizacional, los trabajadores y sus familias y la calidad de vida de la sociedad.

Finalmente, la RSE no es sólo un lindo y elegante juego de palabras, significa políticas concretas que se pueden medir con indicadores y parámetros cada vez más precisos que permiten establecer ranking según su cumplimiento, pero que además contribuyen a desarrollar empresas coherentes, sin doble estándar, sustentables y que estén dispuestas a mostrar sus acciones porque se considera cada vez más la reputación como un intangible que genera valor.

3 pensamientos en “¿Responsabilidad Social Empresarial: sólo una teoría de moda?

  1. En primer lugar quisiera felicitar a mraddatz por el artículo publicado sobre RS en el que hace una buena descripción de la situación en la que se encuentran en mi opinión, no simplemente los países pertenecientes a América Latina, sino los de todo el mundo. En él se va analizando algunas de las causas principales que motivaron la necesidad de ser responsables en las empresas, especialmente en el ámbito público, y se hace un buen análisis de su evolución. En cuanto a la consideración de si es una moda o no, me parece muy acertada la opinión, de cualquier forma, las modas son pasajeras y al contrario, son muchas décadas ya las que llevamos debatiendo sobre este tema, tanto desde el ámbito académico, como no, como desde el profesional, el público y el privado. Me parece muy acertada también la consideración en cuanto a la necesidad de educar no solamente a las empresas o a quienes reciban formación en negocios, ingeniería,…., sino la del consumidor, el eterno olvidado. No obstante, me gustaría conocer la opinión de más compañeros que compartimos el seminario en febrero. Igualmente me gustaría destacar dos aspectos importantes sobre los cuáles se podría abrir un debate. En primer lugar, se pone de manifiesto la necesidad de las grandes empresas mundiales para que desarrollen un liderazgo responsable, invirtiendo en países no desarrollados bajo un código de buen comportamiento similar al que desarrollan en sus propios países. Mi pregunta es, si hablamos por ejemplo de una multinacional, con negocios en diferentes países con culturas tan dispares como China, Japón o algún país árabe, frente a países de América Latina, USA o Europa, ¿qué debería ser prioritario, las condiciones del país de origen o los de destino?. En segundo lugar, me gustaría saber vuestra opinión en cuanto a la necesidad de hallar indicadores que nos permitan medir y evaluar la RS y así fuera, ¿sería necesario pensar en sistemas de incentivos y/o castigos?.

  2. Interesante articulo el de Monica. Considero que la clave eso si no pasa porque las empresas grandes sean las únicas que realicen RSE en Chile.
    Si analizamos la malla empresarial del pais podremos observar que las grandes empresas y proyectos generan pocos empleos directos (menos del 10% del total) por lo cual la RSE debiese transgredir este segmento y llegar a la MIPE donde si se requiere de RSE ya que este grupo de empresas otorga el 80% del empleo del país.
    Creo que seria importante analizar que beneficios o aportes en instrumentos del estado podrían generarse de manera de apoyar desde el estado el proceso de RSE.

  3. Monica muy interesante tu articulo, y leyendo las opiniones, de nuestros compañeros, considero a opinión muy personal que todas tienen algo de verdad. Para mi la RSE comienza como una evolución de las empresas privadas, a raiz de las demandas sociales existentes en el mundo, apartir de ahi se firman una seria de tratados para que las empresas puedan tener un comportamiento ACEPTADO por la comunidad nacional e internacional. Es en este momento donde se transforma en moda, ya que la empresa u organización que no cumple con este tipo de comportamiento es rechaza o incluso ella misma se siente que no puede competir ya que no tiene el valor moralmente aceptado por la sociedad. Por otra parte, la RSE, sea moda o no, deberia traspasar todos los segmentos grandes o pequeñas empresas, por que lo que no tiene discusión alguna, es que hoy en día la RSE es necesaria y debe estar aplicada en todas las organizaciones.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s