Una nueva arquitectura posible para la Economía del Prestigio (Segunda Parte)


Retomamos el trabajo desarrollado por el Catedrático de Historia Genaro Chic de la Universidad de Sevilla y su equipo de trabajo, bajo el tema  “La Deuda de Prestigio como motor de la economía” .

Recordamos que, según este planteamiento, la economía de mercado y la economía de prestigio juntas constituyen la economía como un todo. Sin embargo, en este último tiempo (antes de este año de cambio 2020), en consistencia con una sociedad centrada en la racionalidad, la economía que se ha desarrollado más y que opera mayoritariamente es la de mercado.

Continuando con lo expuesto en la anterior entrada, una de las limitaciones aparentes que pareciera tener la economía de prestigio es que se requiere tener cercanía física y estar frente a frente para poder realizar el favor. Pareciera ser necesario poder estrecharse la mano. Esto haría que las economías de prestigio sólo puedan operar a nivel de localidades cercanas en las que sea posible interactuar físicamente con el otro.

Si esto es así la economía de prestigio tiene una desventaja muy relevante frente a la economía de mercado, que haría muy difícil que se pudiera avanzar hacia un cierto tipo de equilibrio.

Entonces surgen como preguntas: ¿es necesario realmente que las personas estén frente a frente? ¿Es una condición necesaria? ¿Es necesario que sea local? ¿Qué pasa si una persona que era parte del sistema se va a vivir a otra ciudad o país? Es posible que en algunos casos no sea necesario estar frente a frente?.

La reciente crisis económica y social (ya vaticinada) del año 2020, está dando un vuelco absoluto a los paradigmas sociales y relacionales que tenemos diseñados hasta ahora. Internet se ha convertido, como era previsible, en esa nueva “dimensión universal” de la que tanto se hablaba.

A lo largo de la historia de las civilizaciones, han habido muchos “cambios” en las formas de comunicarnos que han provocado cambios en las estructuras de las civilizaciones. Estos cambios se han traducido en comportamientos de las personas desde su perspectiva más supra-emocional (o mitológico) hacia su vertiente mas física y racional y desde ésta vertiente física, modificar sus patrones mentales individuales y modificar asi, el sistema integrado de patrones mentales que configura su entorno social (Genaro Chic, 1990: .

Siguiendo al profesor Olguin en su trabajo presentado en 2011 con motivo de su participación en el programa de postgrado de la Universidad de Sevilla, propone que Internet podría volver a primer plano la Economía de Prestigio.

Segun el profesor Olguin: En el último tiempo hemos visto diversos fenómenos asociados o que surgen gracias a las nuevas tecnologías y a la Internet en particular.

Muy conocido es el caso del desarrollo de Linux que se ha logrado gracias a miles personas que, trabajando desinteresadamente, crearon un sistema operativo de libre distribución. Los mejores programadores son reconocidos por sus pares y tienen gran prestigio ante ellos. Son líderes de foros en que responden preguntas y sus respuestas son valoradas, tienen derecho a moderarlos, etc. Ninguno de ellos ha sido beneficiado directamente en forma pecuniaria. Hay ejemplos de niños de 15 años muy respetados por sus pares mayores.

En la misma línea grandes empresas desarrolladoras de software han pedido a sus usuarios expertos que prueben sus nuevas aplicaciones, sin ofrecerles retribución económica, sino como un favor que beneficia a todos. “A cambio” estas empresas los reconocen, nombran, generan mayores facilidades para los usuarios expertos, reparten versiones anticipadamente y tienen sitios de apoyo a los desarrolladores entre otros.

También hay una gran variedad de nuevos medios de comunicación que son plataformas abiertas donde muchos “periodistas” colaboran con material. La retribución es el prestigio y el reconocimiento de los “lectores”.

Estos ejemplos anteriores parecieran querer dar cuenta de que sí es posible generar comunidades de prestigio en forma virtual.

Entonces las distinciones de “local”, “frente a frente” y “cercanía” pareciera que se pueden redefinir para que operen en esta nueva topografía.

Por ejemplo, ¿se podría considerar “cercanos” a parte de las comunidades que tenemos en Facebook?, ¿se podría considerar “local” a la red directa de relaciones en LinkedIn?, ¿se podría decir que estamos “frente a frente” cuando estamos chateando en Messenger, Facebook o Skype, donde además nos podemos ver?.

Por otro lado, es necesario enfatizar en la Transformación Integral Sistémica que se está produciendo en la manera de entender la FORMACIÓN de las personas, y el “Entrenamiento en el aprendizaje” particular y colectivo.

Entonces podemos anticipar que se está abriendo un nuevo espacio de posibilidades para la economía de prestigio, instalada a través de las redes y comunidades virtuales que cumplan con la posibilidad de tener contacto y vínculo directo.

Estamos frente a una nueva arquitectura para la economía de prestigio que ya está operando y que si desarrollamos plataformas y sistemas que la posibiliten,  podríamos avanzar en el equilibrio de la economía de mercado y la de prestigio, dando lugar así a un nuevo modelo de humanidad en el siglo XXI.

 

Esta entrada fue publicada en Noticias y Eventos por Ana Maria Orti. Guarda el enlace permanente.

Acerca de Ana Maria Orti

MADRE de un inteligente, encantador y emprendedor jovencito de 22 años. Doctora en Administración y Dirección de Empresas. Promotora de Proyectos de I D I en emprendedorismo y responsable del equipo de investigación SEJ 440: "Sistemas de Capacitacion Emprendedora". Profesora de la Universidad de Sevilla en el área de Organización de Empresas. Autora de diversos articulos y capitulos relacionados con el fomento de la cultura eprendedora en entornos educativos desde una perspectiva "psico-cognitiva" y "psico-emocional" . Creadora y Promotora de la metodología Coaching-Learning en entornos educativos. Creadora y propulsora de la primera edición del Master en Sistemas de Capacitación Emprendedora, titulo propio de post-grado de la Universidad de Sevilla. Dirige y Coordina el programa de posgrado en Coaching Ejecutivo y Organizacional, así como es promotora de varias iniciativas de Cursos de Postgrado (Nivel Experto, Master y Post-Master) con amplia aceptación entre sus participantes. Forma parte de los representantes de la Junta de la Facultad de Ciencias del Trabajo de la Universidad de Sevilla y actualmente ha asumido el reto de las asignaturas de Creación de Empresas y Plan de Empresas del Grado en Marketing (Facultad de Ciencias Economicas y Empresariales), Planificación estratégica del Sector Público en el Grado en Administraciones Públicas (Facultad de Derecho) así como la asignatura Planificación Estratégica de los Recursos Humanos en el Master en Gestión y Desarrollo de Recursos Humanos (Facultad de Ciencias del Trabajo) todos ellos de la Universidad de Sevilla.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s